• Título: Sin ti
        • Autor: Merche Diolch
        • Editorial: Ediciones Kiwi
        • Número de páginas: 286
        • Publicación: 25 de mayo de 2020
        • Libro en Amazon: https://amzn.to/3p6DQMu

*Sinopsis

Lluvia vive por y para su hija Iris. Por ella sería capaz de todo, hasta de dibujar en su cara una sonrisa que maquille el cansancio y los problemas con los que tropieza cada día.
Su vida se pintaba con otros colores diferentes al blanco y negro…
Era joven… Es joven… pero con responsabilidades impropias para su edad, como convivir con el vago de su novio, padre de su hija, o intentar sacar dinero de debajo de las piedras para pagar las facturas a primeros de mes, por no olvidar que debe robar horas al sueño para aprobar sus estudios.
Ya se había adaptado a sus problemas… No necesitaba más… pero llegó Logan, el nuevo dueño del restaurante en el que trabaja.
Es joven, eficiente, ordenado y… muy guapo… demasiado guapo para su propia salud… aunque hay una pega: tiene mal carácter.
Todo lo que Logan tiene de sexi lo tiene de borde y parece que no le cae demasiado bien Lluvia. Si no fuera por Iris, quien logra arrancar una carcajada hasta al mismísimo demonio, de seguro que ya la habría despedido… o quizás no…

 

*Opinión personal

Esta es una historia preciosa que me enamoró desde el minuto uno.

Los protagonistas no empiezan con muy buen pie. Lluvia está demasiado a la defensiva con su nuevo jefe y a él le encanta picarla. Juntos forman un torbellino maravilloso de “desavenencias”, como ellos las llaman. Lluvia es una buena madre, cariñosa, trabajadora, estudiante y muy tenaz. Logan es divertido, entregado y cariñoso.

Pero esta historia es más que los personajes principales. Iris, la hija de Lluvia es un amor que los tiene a todos pendientes de ella en el buen sentido, porque es una niña educada, alegre y cariñosa, incluso cuida de su madre. Angela, la mejor amiga de Lluvia que es como una hermana en realidad, no duda en guiarla y ayudarla en todo, incluso en algo tan sencillo como que sea feliz. La gente del restaurante, una pequeña gran familia que me han sacado más de una risa. Por último, Julio, el padre de Iris, un chico que ser padre demasiado joven no le ha hecho madurar ni luchar por su familia, sino que más bien es una carga más para Lluvia ya que no la ayuda en nada y sólo le da problemas y menos dinero en la cartera.

Una de las cosas que más me enamoró de Logan, además de su forma de tratar a Lluvia, es cómo trata a Iris. En cuánto la conoce la cuida y la trata con mucho cariño.

Me gustaría destacar que a lo largo del libro hay frases en negrita que encajan perfectamente con la situación. Son frases sencillas, pero no por ello con menos razón, un acierto total por parte de la autora.

En resumen, este libro es la vida. Es una historia preciosa sin sobresaltos ni giros innecesarios. Muy recomendable.